Trastorno de la personalidad paranoide: características y ejemplos

El trastorno de personalidad paranoide se caracteriza porque el paciente sufre episodios paranoicos, donde presentan una excesiva suspicacia y recelo hacia las intenciones ajenas. Es un problema que, en caso de que lo padezcas, te evitará relacionarte correctamente con los demás. Debido a que vivirás pensado en que las intenciones de otros no son lo que dicen ser.

Vivir con miedo y en un estado de amenaza es parte de las características de este trastorno, pero existe mucho más detrás de ello. A continuación, te contaremos algunos ejemplos y cosas que describen mejor este problema.

¿Qué es el trastorno de personalidad paranoide?

Es definido como una alteración de la personalidad en donde sufrirás de forma constante episodios paranoides, donde tendrás una especial suspicacia respecto a lo que los demás hacen y las intenciones detrás de sus actos. En consecuencia, vivirás con temor, desconfianza y recelo, creyendo que en todo momento las personas de tu alrededor tiene malas intenciones sobre ti.

Sin embargo, no quiere decir que siempre exhibirás un comportamiento o manera de pensar demasiado alterado, sin embargo existirán momentos y circunstancia que ocasionarán alteraciones transitorias en la conducta y desencadenará un episodio.

Debes aclarar, que cualquier persona puede sufrir de dichos episodios y no padecer precisamente del trastorno. El problema se presenta cuando los incidentes comienzan a presentarse de manera habitual y reitera en el día a día. Eso comenzará a afectar tanto tu vida laboral como familiar, pues no tendrás confianza en nadie.

Características del trastorno de personalidad paranoide

Para comenzar, se presentarán reiterados episodios paranoides que demostrarán que existe un  problema que debe tratarse. Cuando estés viviendo uno de estos ataques se evidenciarán manifestaciones como:

  • Sospechas que los demás tienen intenciones de hacerte daño, van a estafarte o quieren aprovecharse de ti, todo esto sin tener una base real con lo que puedas justificar las sospechas.
  • Te preocuparás excesivamente por la lealtad, fidelidad y verdaderos sentimientos de tus amistades o compañeros de trabajo.
  • Exagerarás las situaciones normales, observando peligro y amenaza en todas partes.
  • No confiarás en nadie a tu alrededor, no querrás darle ningún tipo de información que consideres “sensible” a los demás, debido a que estás seguro de que te traicionará.
  • Recordarás una y otra vez gestos o palabras que han dicho otros y que fueron incómodos para ti. Alimentado de esa manera tu rencor.
  • Te considerarás mejor y más importante que los demás.
  • Sueles dar respuestas desproporcionadas a los ataques de otros, teniendo brotes de ira o de rabia incontrolada sin ninguna razón aparente.
  • Eres una persona fría, egocéntrica y rigurosa, mantienes el distanciamiento emocional para evitar que te hagan mal.
  • Cualquier comentario que realicen sobre ti lo tomarás como una burla o ataque.
  • Sospechas constantemente de que tu pareja es infiel, lo que te mantendrá constantemente en tensión.
  • Problemas de salud avanzados debido a que no confías en los médicos y sus tratamientos.

Ejemplos de trastorno de personalidad paranoide

Una vez que conoces algunos de los síntomas que caracterizan al trastorno, es momento de que te hablemos de algunos ejemplos donde puedas observarlo con mejor detenimiento. Aquí te contaremos una historia expresada por parte de un profesional de la salud mental y el caso de uno de los pacientes que tuvo en su consulta.

Luis era un hombre de 40 años, casado y con dos hijos, posee un trabajo estable como docente en la secundaria. Es reconocido como una persona seria y rígida, no suele socializar con sus compañeros y nadie conoce mucho sobre su vida. Tiene una preparación amplia en su ámbito, pero vive con el miedo de que los alumnos puedan verlo en una situación que lo coloque en ridículo.

personalidad paranoide 2

También, mantiene la duda de que su esposa lo engaña con otros hombres cuando él no se encuentra en casa, aunque su familia le asegura que es una duda ridícula pues es una persona que lo ama. Durante la luna de miel tuvo una fuerte discusión con su esposa porque aseguraba que está observando demasiado al recepcionista del hotel, así que pensé que se habían acostado.

En pocas palabras, no es una persona que viva en paz, siempre esta alerta de lo que los demás hacen y opinan cuando él está cerca. No habla con sus compañeros porque los considera personas poco confiables y, asegura, que están buscando cualquier motivo para hacerle daño.

No visita al médico porque cree que con sus tratamientos solo querrá enfermarlo más, además, al mostrarle sus problemas de salud le dará un arma para aprovecharse de su punto débil. Básicamente, es alguien que en su mente solo tiene pensamientos negativos, cuidándose en todo momento de que otros no lo estafen, engañen o se aprovechen de él.

¿Cómo puede ayudarse a una persona así?

Finalmente, todos los trastornos mentales deben atenderse por un profesional de la salud mental, es decir, un psicólogo. No obstante, es indispensable que tenga el deseo y la convicción de que necesita cambiar y arreglar el problema. De lo contrario, no funcionará ninguna terapia o medicación.

La psicología además de ser mi profesión y vocación es mi pasión, por eso quiero compartir de la forma más amena posible todos los temas interesantes relacionados con la salud mental.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad