Terapia sistémica: qué es, principios y técnicas

Dentro del campo de la psicología, existen diversas ramas para tratar las diversas patologías, afecciones y trastornos que puedan presentarse. Por lo general, estas suelen tratarse de forma individual de acuerdo a cada caso. Sin embargo, existen algunas ramas que tratan los problemas desde una perspectiva colectiva. Aquí, juega un papel importante la terapia sistémica, sobre esta, te hablaremos hoy con mayor detalle para que conozcas en qué consiste.

¿En qué consiste la terapia sistémica?

La terapia sistémica, se caracteriza por ser una rama de la psicológica que estudia tanto al individuo como al entorno que lo rodea. Por medio de esto, se busca conocer los síntomas y causas de diversas psicopatologías, para abordar las posibles soluciones a los problemas que se presenten.

A diferencia de la mayoría de ramas que se desprenden de la psicología, esta se enfoca en el estudio colectivo del individuo. Partiendo desde el principio, en donde se considera que gran parte de lo que somos se forja a través de las experiencias colectivas que vivimos en el entorno que nos rodea. Además, de las relaciones sociales que establecemos con las personas que se encuentran a nuestro alrededor.

¿Cuáles son sus principios?

Podría decirse, que el principio fundamental o la base de la terapia sistémica es la familia. Este, es el núcleo colectivo más importante, a través del cual obtenemos diversas experiencias de aprendizajes. Estas, repercuten de forma directa en nuestra conducta, personalidad y percepción del mundo.

Es así, que el psicólogo encargado de llevar a cabo este tipo de terapias, se encarga en un primer punto de analizar el núcleo familiar, y el rol que ejerce el paciente sobre este núcleo. A través de esto, se puede realizar un diagnóstico, conocer el posible origen de los problemas que se presenten, y seleccionar un tratamiento adecuado para abordar y superar los mismos.

Asimismo, la terapia sistémica también puede abordar otros campos sociales de las personas, tal como es el campo laboral, las relaciones de pareja, y todo lo referente a los campos de interacción social en general.

Principios terapia sistémica
Principios de la terapia sistémica

Técnicas que aborda la terapia sistémica

En la actualidad, la terapia sistémica aborda diversas técnicas para tratar los problemas de las personas. Siendo en el presente, una rama bastante popular, vista como una manera distinta de hacer terapia dentro del campo de la psicología. A continuación, te mencionamos brevemente algunas de las más conocidas:

La recreación de un mapa familiar

Esta es una técnica y principio fundamental dentro de la terapia sistémica. Los psicólogos que se enfocan en realizar este tipo de terapias, en un principio suelen establecer las conexiones que existen dentro de los miembros del núcleo que se va a estudiar. Tras esto, se recrea un mapa en donde se establezcan claramente los roles que cada uno cumple.

Para esto, el psicólogo se encarga de hacer uso de diversas herramientas en las terapias, tales como son:

  • Las preguntas circulares.
  • Reformulación positiva.
  • Las preguntas milagro.

Posterior a ello, el profesional a cargo de la terapia hace uso de sus facultades para poder dar un diagnóstico del problema y definir el tratamiento más efectivo para solucionarlo. Por lo general, se busca resolver la problemática sin que exista una reestructuración familiar. Sin embargo, puede que en casos en donde resulte necesario, exista dicha reestructuración de manera sana.

Terapia familiar
Terapia familiar

El estudio de los trastornos de manera multicasual

A diferencia de la mayoría de las terapias psicológicas, la terapia sistémica no es lineal. Esta, suele definirse como multicasual, debido a que basa el estudio de los patrones de conducta de forma circular e impredecible. Sin establecer un patrón de conducta, en los núcleos familiares que se estudien.

De esta manera, al estudiar los problemas desde una perspectiva circular, se establece una correspondencia entre los miembros de la familia, manifestando que el actuar de una determinada persona, puede influir sobre otra, y como consecuencia la acción también repercutirá sobre sí misma.

Indicando así, que los problemas dentro de los diversos núcleos, se encuentran conectados entre sí. De esta manera, solucionando la raíz del problema, se puede crear un ‘efecto dominó’, en donde el cambio se verá presente dentro de todas las personas que conformen el núcleo, como producto de la misma conexión que existe.

La terapia sistémica y las constelaciones familiares

Por último, encontramos como otro método de terapia sistémica las constelaciones familiares. A través de estas, se pueden recrear y conocer los roles que ejercen cada uno de los integrantes de un núcleo familiar.

A pesar de ser considerada una pseudoterapia, por medio de las constelaciones familiares las personas pueden manifestar la percepción que tienen sobre sus patrones de conducta, como de su estructura familiar, desde el inconsciente.

Para esto, el constelador y la persona a constelarse, realizan una representación simbólica de los miembros del a familia, en donde se analizan las manifestaciones ocurridas en la sesión, y desde allí, se establece una causa u origen del problema.

Experto en la redacción de contenidos relacionados con la psicología y la salud en general. Trato de divulgar todo lo que considero interesante, y siempre contrasto información de fuentes fiables.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad