Persona resiliente: estas son sus actitudes

Es fundamental conocer que en el mundo muchos seres humanos se hacen cada vez más fuertes ante las adversidades que les presenta la vida misma. Es muy común recibir siempre el consejo de que de todo lo malo se adquiere algo bueno. Pero, ¿Qué es lo que tiene una persona resiliente?

Seguramente has oído hablar sobre la resiliencia en específico, sin saber bien a que se refiere, es por ello que hoy podrás conocer todo al respecto. Y recibirás además todas las herramientas necesarias para poder llegar a conseguir convertirte en una de ellas, y llevar el control de todos tus sentimientos.

Te animamos a realizar el test de resiliencia gratuito que hemos creado en ciberpsique.

Resiliencia, la gran virtud que toda persona resiliente debe tener

Esta palabra engloba una serie de cualidades que toda persona debería conseguir en un momento determinado de sus vidas. Es la capacidad de una persona, bien sea que ya la tiene o que la desarrolla, de reaccionar positivamente a los problemas de la vida.

Es la virtud de poder adaptar su vida y sus emociones a una situación traumática, una tragedia o un momento determinado de tensión sin desequilibrarse. Pues, se trata de poder superar experiencias trágicas o difíciles pasando a través de ellas sin que necesariamente afecten tanto.

Buscando la resiliencia

Aquella persona que al verla, te hace pensar inmediatamente que parece que fue creada con acero, y es capaz de afrontar todo aquello que le pase. En ese caso te encuentras frente a una persona resiliente. Todo eso tiene su explicación en la ciencia que estudia la conducta humana y su manera de conseguirlo.

La resiliencia es un proceso que muestra a todo detalle la relativa forma poder adaptarse positivamente a pesar del contexto de riesgo o peligro. Estas personas no solamente sabrán superar bien un hecho traumático, sino que también tienen una fortaleza personal que las caracteriza.

Actitudes de las personas resilientes

Una persona resiliente de verdad se caracteriza por la increíble capacidad que tiene de poder pasar a través de un problema sin engancharse en él. No se dejan llevar por los sentimientos que puedan hacer aflorar dicha situación trágica, sino que los canalizan de tal manera que no les afecte.

Es a veces sencillo determinar cuándo se está frente a una persona con estas especiales capacidades. Por lo general, siempre se van a caracterizar por tener un sentido del humor inigualable hacia la vida misma, y una positividad que se hace notar demasiado.

Son personas que adoran disfrutar de todos los matices de una relación humana, sea cual sea. Casi siempre va rodeada de muchas personas, se encuentran en un ambiente muy sociable y se mantienen siempre receptivos a la hora de comunicarse.

Además, cuando se presenta una situación problemática en específico, ellos son capaces de tener un control único sobre sus impulsos y emociones más profundas. Es decir, ellos deciden que pueden dejar salir en el momento y que no.

La mayoría del tiempo, la persona resiliente tiene la capacidad de motivarse tanto a sí misma, como a muchos otros que están a su alrededor. Cuentan siempre con un nivel de autoestima elevado, que los hace sentirse siempre con el poder de hacer las cosas, gracias a su autoconfianza.

Cualidades que toda persona resiliente tiene a su favor

Es importante reconocer que no muchas veces es fácil llegar a convertirse en una persona con todas estas cualidades. Sin embargo, siempre es fundamental mantenerse en la constante lucha de ser mejor como ser humano y como persona íntegra. ¡Conoce las cualidades más importantes y mira que tienes en común!

Son seres increíblemente realistas

Contrario a lo que muchos pensarían, el hecho de que una persona sea realista no lo hace ser negativo. Muchas personas hoy en día asocian estos dos términos como si fueran prácticamente uno solo, cuando en efecto, están mucho más lejos de la realidad.

Una persona resiliente es positiva pero nunca llega a caer en el exceso del optimismo, ya que eso mismo haría que no pudiera contemplar bien una situación. Son capaces de entender que un episodio es doloroso o difícil y que de la mejor manera y con mucho positivismo, se puede superar.

persona resiliente

Toman muy en serio la empatía

Uno de los signos más importantes en torno a la resiliencia es sin dudas, la empatía. Este valor que hace que puedas ponerte siempre en los zapatos de los demás, ayuda a separar los pensamientos de las acciones. Sobre todo, en los momentos donde se puede dejar salir la impulsividad.

Aprenden a querer la incertidumbre

Esta es una de las cualidades que más los representa. Es la capacidad que tienen las personas de aceptar que cuando una situación externa sucede, no siempre es posible controlarla.

En la mayoría de los casos, muchos adoptan una posición ansiosa ante lo que todavía no ha llegado a ocurrir. Las personas que gozan de resiliencia saben a la perfección que lo mejor que se puede hacer en esa ocasión, es tener paciencia y esperar positivamente.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad