¿Cómo vemos nuestra realidad y apariencia a través de Instagram?

Instagram puede considerarse una de las plataformas sociales de mayor incidencia en la actualidad. Bien aprovechada se ha considerado como una herramienta para el emprendimiento. Y a la vez, creando conexiones entre distintos usuarios. Pero ha logrado tener un aspecto negativo en aquellos usuarios que presentan inseguridades. Logrando ver afectada su realidad y la percepción que tienen sobre sí mismos

El fenómeno de Instagram: la percepción de la realidad 

Las redes sociales han revolucionado el internet. Y al mismo tiempo, la manera en cómo nos relacionamos. Muchos lo han considerado una manera de acortar distancia y relacionarse con personas de todo el mundo. No hay que negar que fácilmente puedes encontrarte en un entorno agradable. Mientras que a la vez logras reunir en un mismo espacio todas tus aficiones y gustos. 

Instagram ha sido una de las redes sociales con más popularidad. Y puede decirse que cuenta con uno de los registros más altos de usuarios. Ha evolucionado desde su salida al mercado, ajustándose fácilmente a lo que esperan los internautas. Sin embargo, su impacto no siempre ha sido del todo positivo. Gran parte de los integrantes de la plataforma realizan publicaciones que no muestran la realidad, logrando que esta se distorsione. Como reivindicación, ya hay campañas de celebrities que se muestran sin filtros.

Esto no quiere decir que no seamos felices. Pero se da a entender que toda situación negativa no está inmersa en el ambiente del usuario. De esta manera, el fenómeno de Instagram ha logrado que las personas muestren una falsa realidad al resto. Lo que va generando una constante frustración en terceros. La comparación es un factor siempre presente en esta red social. Y la causante de este sentimiento. 

Fotos de Instagram

Si bien es algo que siempre ha existido, sin medios digitales pasaba desapercibido. Se ha comprobado que los usuarios más inseguros suelen buscar aprobación a través de la plataforma. Al observar publicaciones de otros que aparentemente son felices, o con una “vida perfecta”, buscan igualarse. Esto no quiere decir que Instagram sea una red social negativa. Pero es necesario saber darle uso para evitar que distorsione la realidad en que vivimos y la de otros. 

Influencia de Instagram en salud mental de los usuarios 

Esta plataforma ha ganado relevancia en la vida de muchos. Sobre todo en personas jóvenes y adolescentes. Tal es su importancia, que ha logrado influir en el estilo de vida de muchos. Si bien esto no afecta a los usuarios, la realidad es que es un porcentaje alto el que se ve afectado. Y como ya se ha mencionado, puede convertirse en un factor de distorsión de la realidad. 

En primer lugar, se encuentra la necesidad de lograr un estatus de popularidad. Esto se comprueba con la cantidad de likes y comentarios que se albergan en una cuenta. Acompañado de los seguidores. A la larga, se va transformando en una adicción, lo que conlleva a buscar siempre la manera de aumentar todos estos números. 

Con esto, se ha comprobado que irán cambiando las publicaciones en función del público. Y poco a poco se irán comparando con otros de igual o más popularidad. Buscando alcanzar un nivel superior de atención. Pero la realidad es que nunca sentirán saciedad. No existe una conformidad por la cantidad de likes, comentarios o seguidores. Es casi comparable a una droga. Lo cual es una alerta. Puede llegar a convertirse en una actitud enfermiza y descontrolada. Que puede afectar su salud en general. 

¿Cómo influye Instagram en la apariencia? 

Pero esta constante adicción puede incidir en la percepción personal. Antes de la llegada de Instagram a la vida de muchos, ya existía la inconformidad por la apariencia física. Sobre todo las mujeres, muestran el rechazo a algunas facciones de su cuerpo. La red social ha acentuado este hecho, y de una manera muy negativa. Se reitera que el buen uso de la plataforma puede ser provechoso. Pero si la persona tiene inseguridades, puede transformarse en una bomba de tiempo. 

La llegada de los filtros y los retoques fue un alivio para algunos usuarios. Si bien puede verse como una característica divertida, muchos han abusado de su uso. Buscan aminorar los “defectos” que notan en su cuerpo. Y a la larga, el autoestima va cayendo a niveles muy bajos. Lo que aumenta la adicción a Instagram, alejando a la persona de la realidad. 

Otro grupo se ha desviado hacia la cirugía plástica, aun cuando no es necesaria. Pero tienen una percepción demasiado negativa de su apariencia, que les hace creer esto. Al observar celebridades o influencers, estos usuarios solo toman en cuenta la belleza perfecta. Y es lo que buscan alcanzar. Pero tal cosa no existe. Hasta las figuras públicas hacen uso de los retoques. Lo cual es algo que todo usuario de la red social debería tener presente. 

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad