La pérdida auditiva y los principales problemas psicológicos que conlleva

La pérdida auditiva no solo es un problema que afecta a nivel físico a las personas que la padecen, sino que puede suponer la aparición de diferentes problemas psicológicos. A continuación te contamos los principales problemas a nivel emocional, social y psicológico que puede provocar la pérdida auditiva. Sigue leyendo para valorar los principales problemas psicológicos que conlleva la pérdida auditiva.

Índice
  1. Problemas psicológicos de la pérdida auditiva
  2. Problemas de comunicación por la pérdida auditiva
  3. Más aislamiento cuanto más mayores seamos
  4. Es fundamental prevenir los problemas psicológicos
  5. La importancia de buscar soluciones adaptadas

Problemas psicológicos de la pérdida auditiva

Entre los principales problemas psicológicos de la pérdida auditiva encontramos el aislamiento social, la ansiedad o la depresión. Estos problemas suelen producirse sobre todo entre personas con problemas auditivos no diagnosticados ni tratados.

De hecho, los efectos negativos de las barreras comunicativas que supone la pérdida auditiva están presentes en un gran porcentaje en niños, en jóvenes, en adultos y en ancianos con problemas de pérdidas auditivas o sordera.

 

En estos casos, tanto los implantes cocleares como los audífonos son una gran alternativa para frenar el deterioro cognitivo y prevenir los problemas psicológicos derivados de la sordera, tal y como nos han explicado los expertos en salud auditiva de audifono.es/centros-auditivos/cataluna/badalona/.

Problemas de comunicación por la pérdida auditiva

De esta manera, sin duda uno de los principales impactos de la pérdida auditiva es la dificultad para comunicarse con los demás que esto supone para muchos usuarios. Esto puede traducirse en problemas de ansiedad, de aislamiento social o de depresión. Según diversos estudios, con sólo 10 decibelios de pérdida auditiva el riesgo de aislamiento social aumenta en más del cincuenta por ciento, sobre todo si hablamos de personas mayores.

Hombre con perdida auditiva
Pérdida de audición

 

Según los expertos, esto sucede porque los problemas de audición nos aíslan de la vida, de la parte más social que tenemos todos los seres humanos. Con un problema de audición muchos usuarios entran en un modo de vida en el que predomina el yo frente al nosotros y en el que la depresión se vuelve mucho más cercana.

 

Estos efectos negativos derivados de las barreras comunicativas que provocan los problemas de audición están presentes en gran medida en las personas con hipoacusia. Para los niños puede suponer un gran impacto en su día a día, pero también en su desarrollo y en su educación. Para los adultos incide directamente en su igualdad de oportunidades, provocando sentimientos de impotencia, de soledad y de frustración que pueden derivar en más aislamiento social, depresión o ansiedad.

Más aislamiento cuanto más mayores seamos

Según los expertos, entre los adultos mayores de 65 años la pérdida de audición es el tercer problema de salud crónico más frecuente que existe. De esta forma, los ancianos sufren en gran medida las consecuencias psicosociales de la pérdida de audición. En estos casos, las conexiones de las personas mayores con su entorno se deterioran rápidamente y además la pérdida auditiva no tratada también se traduce en un mayor declive a nivel cognitivo y en la aparición de demencia. Es por estos motivos que resulta fundamental tratar cuanto antes los problemas auditivos entre los adultos mayores.

Es fundamental prevenir los problemas psicológicos

Según los expertos, las personas con pérdidas de audición que detectan este problema de forma temprana y tratan de solucionarlo tienen mucho menos riesgo de sufrir problemas psicológicos. Tanto la prevención como la detección temprana permiten escoger los tratamientos más adecuados para cada usuario.

Con un diagnóstico y un tratamiento adaptado a cada paciente este tipo de ayudas auditivas se traducirán en la reinserción de los pacientes al mundo del sonido, permitiéndoles alejarse de los problemas psicológicos que pueden suponer este tipo de condiciones.

Si tenemos problemas para distinguir los sonidos, sobre todo en ambientes ruidosos, será fundamental acudir cuanto antes a los profesionales para que puedan establecer el tratamiento más adecuado a nuestras necesidades.

Asimismo, tanto los audífonos para tratar la sordera como los implantes cocleares son una buena alternativa para frenar el deterioro cognitivo. Esto es fundamental si tenemos en cuenta que cada vez existen más pruebas de la evidente relación entre la demencia y la sordera, con lo que, combatiendo la sordera es posible frenar el avance de la demencia.

Los implantes y los audífonos no sólo mejorarán el rendimiento auditivo en las personas mayores sino que permitirán a estos usuarios y a todo tipo de personas con problemas auditivos obtener beneficios a nivel de inserción social, mejorando su calidad de vida y previniendo problemas psicológicos derivados de la sordera.

Estos audífonos también serán interesantes para tratar otro tipo de problemas de audición como los acúfenos. Si quieres conocer más datos sobre el tinnitus puedes revisar este post para valorar en qué consiste y cómo pueden ayudar unos audífonos adaptados a mejorar este problema.

Los audífonos aportarán seguridad a los usuarios con problemas auditivos, mejorarán su perspectiva vital, les permitirán recuperar la autoestima y la confianza en ellos mismos, les ayudarán a comunicarse e interactuar de nuevo con su entorno y les ayudarán a volver a disfrutar de la vida.

La importancia de buscar soluciones adaptadas

Finalmente, cabe reseñar que, según los expertos, más del cinco por ciento de la población normal presenta problemas de audición. De esta manera, los implantes auditivos y los audífonos son algunas de las mejores alternativas para mejorar la comunicación en estos casos. Es clave buscar soluciones adaptadas en cuanto se detecte cualquier tipo de problema de sordera, inclusive en el caso de los bebés y niños, sobre todo si tenemos en cuenta que la capacidad de comunicación verbal se desarrolla en los primeros seis años de vida, gracias a toda la información auditiva que los pequeños reciben a través de los oídos.

 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La pérdida auditiva y los principales problemas psicológicos que conlleva visita la categoría Patrocinado.

Subir

Utilizamos cookies en este sitio web para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Mas información

Suscríbete a CIBERPSIQUE

Suscríbete a CIBERPSIQUE

Suscríbete a Ciberpsique para recibir las nuevas noticias, test y recursos exclusivos de salud y psicología que tenemos para ti.

Suscripción exitosa!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad