Hipotálamo: anatomía y funciones neurológicas

Todas las partes del cerebro resultan indispensables para que el mismo funcione de manera adecuada, permitiéndonos llevar a cabo actividades tan esenciales como pueden ser el hecho de pensar, discernir y adaptarnos a entornos específicos. Existen áreas del cerebro muy notorias, así como otras bastantes discretas pero que juegan un papel fundamental. En esta ocasión, hablaremos sobre algunas de las partes pequeñas pero esenciales, tal como lo es el hipotálamo.

¿Qué es el hipotálamo?

El hipotálamo como puede intuirse por su nombre (que es de origen griego), es una pequeña parte de nuestro cerebro que se encuentra justamente por la parte de abajo del tálamo. Tanto el hipotálamo como el tálamo, se caracterizan por formar parte del ‘diencéfalo’, el cual se encuentra ubicado en el cerebro medio, siendo una de las principales zonas de nuestro cerebro.

Qué es el hipotalamo

A pesar del pequeño tamaño que puede tener el hipotálamo, su existencia es fundamental en nuestro cerebro. Especialmente en lo referido a la coordinación de las conductas primordiales, relacionadas principalmente con nuestras necesidades más básicas (alimentación y reproducción).

¿Cuál es la anatomía del Hipotálamo?

La anatomía del hipotálamo puede clasificarse en 3 partes o regiones, tal como son la región anterior, media y posterior. Cada una de estas regiones, funcionan en conjunto y resultan indispensables para que se lleven a cabo tareas importantes para nuestro organismo.

 A continuación, te hablaremos brevemente sobre cada una de ellas, así como de los distintos elementos que la componen:

Región anterior

Esta, también conocida como la región ‘supraóptica’, se encuentra compuesta por diversos núcleos. En cuanto a la ubicación de esta región o supraóptica se refiere, la misma puede localizarse en el área superior de una de las partes más importantes del cerebro encargadas de hacer llegar gran parte de la información visual que percibimos, se trata del quiasma óptico.

Anatomía del hipotálamo

Siendo los siguientes, algunos de los núcleos más importantes que se encuentran presentes en esta región anterior:

  • Paraventricular.
  • Supraóptico.
  • Preóptico.
  • Hipotálamo anterior.
  • Supraquiasmático.

Región media

Por su parte, la región media también conocida como ‘región tuberal’, cuenta con diversos núcleos que se encuentran distribuidos entre su zona medial y lateral. Siendo algunos de estos núcleos presentes en las áreas recién mencionadas, los siguientes:

  • Núcleo Dorsomedial.
  • Núcleo Ventromedial.
  • El núcleo Arqueado.

En cuanto a la ubicación de esta región media se refiere, la misma se encuentra entre una de las áreas del hipotálamo formadas por materia gris, mejor conocida como ‘túber cinereum’.

Región posterior

Por último, nos encontramos con la región posterior que también suele conocerse como ‘región mamilar’. Tal como en la región media, puede verse que esta zona del hipotálamo también se encuentra dividida en una zona medial y otra lateral. Entre algunos de los núcleos principales presentes en estas zonas, se encuentran los que mencionaremos a continuación:

  • Núcleo mamilar.
  • Núcleo posterior.

¿Cuáles son sus funciones neurológicas?

Una de las funciones principales del hipotálamo, es la poder brindarnos un buen sentido de equilibrio en todo el sentido de la palabra, cumpliendo una función de vital importancia para nuestro organismo conocida como ‘homeostasis’.

Funciones del hipotálamo

Además, también existen otras funciones neurológicas básicas relacionadas principalmente con nuestras necesidades más esenciales, tales como pueden ser:

  • Nos permite identificar cuando tenemos hambre o sed.
  • Nos permite identificar lo relacionado a nuestra necesidad reproductiva.
  • También influye en la regulación de nuestra temperatura corporal.
  • Influye en el control de nuestros ritmos circadianos.
  • Inhibe la liberación de prolactina.
  • Contribuye en algunos procesos relacionados con el aprendizaje y la memoria.
  • Nos ayuda a mantener un equilibrio entre las sensaciones de necesidad o plenitud.

También existen otras funciones del hipotálamo de gran importancia, relacionadas principalmente con el sistema endocrino (en cuanto a la liberación de hormonas se refiere). Esto principalmente, gracias al papel que juega el hipotálamo entre los procesos que ocurren tanto en el mencionado sistema endocrino, como en el sistema nervioso.

¿Existe una conexión entre el hipotálamo y la hipófisis?

Como se ha mencionado antes, el hipotálamo juega un papel protagónico como intermediario entre el sistema nervioso y endocrino. Aunque esta importante tarea no es capaz de llevarla a cabo solo, siendo aquí sumamente importante la hipófisis (la cual se encuentra justo debajo del hipotálamo).

De manera que, el trabajo en equipo existente entre el hipotálamo y la hipófisis se centra en los procesos que ocurren en nuestro sistema endocrino. Básicamente, puede decirse que la hipófisis es una especie de ‘mecanismo’ actuador del hipotálamo, que se encarga principalmente de los procesos relativos a la liberación de diversas hormonas.

Todo esto, con la finalidad de asegurar un equilibrio en nuestro organismo, tal como se ha mencionado con anterioridad. Lo cual nos demuestra, que indudablemente nuestro cuerpo y organismo es un sistema muy completo que funciona de manera bastante compleja.

Ya que, sin las importantes funciones del hipotálamo, no contaríamos con un sentido de equilibrio en nuestro organismo, ni seríamos capaces de controlar las sensaciones de saciedad o plenitud, generadas por nuestros instintos de supervivencia más básicos.

Deja un comentario