Aprender a meditar no es para cualquiera.

Hoy voy a hablarte sobre aprender a meditar, si bien es cierto que meditar es accesible a todas las personas, no todo el mundo por su momento vital está preparado para acceder a esta técnica tan beneficiosa.

aprender a meditar no es fácil. ciberpsique

Quiero serte sincera, aprender a meditar no es fácil, es muy complicado entrar en un estado de vacío mental, de absoluta relajación muscular y cerebral, es todo un reto no enjuiciar tus pensamientos, dejarte llevar por la mente sin identificarte con ella y observarte desde dentro con una perspectiva externa.

 

Para hacerlo, lo primero que debes tener en cuenta es que aprender a meditar no es cerrar los ojos y relajarte. Aunque por ahí comienza todo, el objetivo final es acceder a un estado superior de la consciencia.

Como complemento a la terapia psicológica es perfecto, pero no te desesperes si cuando te pones a ello, solo logras darle vueltas a la cabeza o incluso dormirte. Como todo lo que merece la pena en esta vida, lleva tiempo, constancia y es mucho mejor si lo haces de la mano de una persona que ya lo consigue y sabe transmitir sus conocimientos.

Aprender a meditar es ideal para seguir profundizando, mejorando y asentando tu autoconocimiento y aunque los beneficios de la meditación están comprobados y son muy extensos, debes tener en cuenta que no es un sustituto de la terapia psicológica.

Dicho esto, espero no haberte quitado las ganas de aprender a meditar, o bueno, si venías pensando que esto es cosa fácil de dos días, me alegro haberte quitado eso de la cabeza porque este camino es largo, y deberás aprender a llevar tu cuerpo y tu mente hacia tus vacíos.

Una vez que ya sabes lo complejo, profundo y poderoso que es, si sigues leyendo esto es porque de veras te interesa aprender a meditar, así que voy a contarte algunas de las técnicas que puedes poner en práctica para ayudarte a lograr los estados iniciales de meditación.

  1. Respiración consciente (Pranayama):
    • Concéntrate en tu respiración, prestando atención a la inhalación y exhalación. Si tu mente divaga, recondúcela a la respiración, repite este proceso tantas veces como sea necesario.
    • Experimenta con diferentes patrones de respiración, como respiración abdominal profunda o respiración nasal alterna. Esto te puede ayudar a aumentar la concentración en respirar ya que tendrás que hacerlo de una forma distinta a tu forma habitual y te requerirá mayor esfuerzo y por lo tanto atención.
  2. Escaneo corporal:
    • Dirige tu atención a diferentes partes del cuerpo, comenzando desde los pies hasta la cabeza. Trata de sentir cada parte de tu cuerpo.
    • Observa sensaciones, tensiones o áreas de relajación, permitiendo que cada parte se relaje completamente.
  3. Visualización guiada:
    • Imagina un lugar tranquilo y pacífico para ti, un lugar que al pensar en el, tu mente se relaje.
    • Detalla los elementos sensoriales, como los sonidos, olores y sensaciones táctiles para crear una experiencia vívida.
  4. Mantras y afirmaciones:
    • Repite palabras o frases inspiradoras para focalizar tu mente y cultivar los pensamientos que deseas insertar en tu mente.
    • Puedes utilizar mantras tradicionales o crear afirmaciones personalizadas.
  5. Atención plena (Mindfulness):
    • Observa tus pensamientos y sensaciones sin juzgarlos. No te identifiques con lo que piensas, mira lo que pasa por tu cabeza como un agente externo a ti, eres tú, sin todo lo que traes contigo.
    • Retorna tu atención al momento presente cada vez que tu mente divague. Vuelve a la respiración.
  6. Meditación en movimiento (Tai Chi o Yoga):
    • Combina la meditación con movimientos suaves y conscientes.
    • Practica yoga o tai chi para sincronizar la respiración con el movimiento, lo que puede profundizar la experiencia meditativa y ayudarte en los comienzos de la meditación ya que vas entrenando a tu cuerpo y a tu mente a sincronizarse a través de la respiración gracias al movimiento, el yoga es muy buen comienzo a posteriores actividades de meditación.

Empieza por la técnica que mas fácil te resulte y a medida que vayas cogiéndole el truco y te sientas cada vez mas cómodo, adquiere una nueva. Prueba cosas, si algo tiene la meditación es que va a ayudarte a conocerte mejor a ti mismo, y al fin y al cabo, ¿de eso se trata no?.

 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Aprender a meditar no es para cualquiera. puedes visitar la categoría Hábitos saludables.

Subir

Utilizamos cookies en este sitio web para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Mas información

Suscríbete a CIBERPSIQUE

Suscríbete a CIBERPSIQUE

Suscríbete a Ciberpsique para recibir las nuevas noticias, test y recursos exclusivos de salud y psicología que tenemos para ti.

Suscripción exitosa!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad