¿Tiene el CBD efectos psicológicos negativos?

La planta de cannabis se ha utilizado para diferentes fines durante miles de años. Esta especie herbácea de la familia Cannabaceae contiene más de 100 cannabinoides, que son sustancias que actúan sobre receptores específicos en el cerebro y el cuerpo humano. El tetrahidrocannabinol (THC) es el cannabinoide más abundante y conocido en el cannabis, responsable de los efectos psicoactivos que buscan las personas que la consumen con fines recreativos.

La mayoría de los efectos asociados con el consumo de cannabis, especialmente cuando es frecuente (a diaria o casi a diario), son causados por el THC, ya que puede producir euforia, ansiedad, pérdida del sentido de identidad personal, cambios de humor, alucinaciones, delirio y paranoia. Aunque estos efectos pueden variar ampliamente dependiendo de cada persona.

A diferencia del THC, el cannabidiol (CBD) no tiene las propiedades psicoactivas por las que se conoce al cannabis, lo que significa que no cambia la forma en que perciben el mundo o piensan los consumidores. De hecho, el CBD tiene la capacidad de contrarrestar los efectos psicoactivos del THC, como demostró una investigación de la Universidad de Ontario Occidental (Canadá), publicada en la Journal of Neuroscience en el año 2019. “Nuestros hallazgos identifican por primera vez los mecanismos moleculares por los cuales el CBD puede bloquear estos efectos secundarios relacionados con el THC”, dijo el investigador y profesor Steven Laviolette. Según los resultados de la investigación, el CBD bloquea la capacidad del THC para sobreestimular la vía ERK en el hipocampo y así prevenir sus efectos negativos.

Índice
  1. El CBD no tiene efectos psicológicos negativos
  2. Beneficios del CBD para la salud mental

El CBD no tiene efectos psicológicos negativos

El CBD no tiene efectos psicológicos negativos y es considerada una sustancia segura. Así lo afirma el informe del Comité de Expertos en Farmacodependencia (ECDD, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado en 2017, que certificó que el cannabidiol no es nocivo ni adictivo, no despierta dependencia en el consumidor y tiene potencial como sustancia medicinal. Esto se debe a que el CBD se extrae del cáñamo, un tipo de planta de cannabis que contiene niveles muy bajos de THC (menos de un 0,3%), que, como hemos comentado anteriormente, es la principal sustancia psicoactiva que se encuentra en el cannabis. Por norma general, el cannabidiol se extrae en forma de aceite y se mezcla con un aceite portador inerte para el consumo.

Hoy en día, el CBD se puede encontrar en una amplia variedad de productos en los grow shop online, como puede ser Areacbd.es, que son tiendas online especializadas en productos derivados del cannabidiol. Desde aceites hasta cremas y cosméticos, pasando por extractos y vapeadores de CBD, los consumidores pueden encontrar todo tipo de productos procedentes de la planta de cáñamo.

Los productos de CBD interactúan con los receptores del sistema endocannabinoide (SEC) del cuerpo, que produce naturalmente sus propios cannabinoides, conocidos como endocannabinoides. El cannabidiol interacciona con el SEC de la misma manera que nuestros endocannabinoides, por lo que ayuda a mantener el equilibrio entre las distintas funciones biológicas, que incluyen el estado de ánimo, la memoria, el dolor, el apetito, el sueño y muchas más.

Beneficios psicologicos cbd

Beneficios del CBD para la salud mental

La investigación científica sobre el uso del CBD ha crecido de manera significativa en los últimos años. El CBD ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento de una amplia variedad de trastornos comunes de salud mental, como la ansiedad y la depresión. La ansiedad se ha convertido en uno de los grandes desafíos de la sociedad del siglo XXI. Algunos estudios afirman que el CBD puede ayudar a aliviar los síntomas de ansiedad.

Según un estudio publicado en la revista médica Neurotherapeutics en 2015, el cannabidiol es efectivo para tratar diferentes tipos de trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y el trastorno de ansiedad social (TAS). Gracias a sus propiedades calmantes, los productos de CBD pueden mitigar la angustia que genera la ansiedad, ayudando a relajar la mente y promoviendo emociones estables.

Al igual que la ansiedad, el CBD puede ayudar a las personas que sufren depresión, cuyos síntomas más destacados incluyen tener un estado de ánimo bajo y ausencia de motivación para realizar actividades. El CBD ha sido investigado en los últimos años por sus posibles efectos antidepresivos.

Hasta ahora, los estudios en animales han sugerido que el cannabidiol puede tener un impacto en los receptores de serotonina en el cerebro, influyendo en la forma en que el cerebro responde a la serotonina presente en el cuerpo. Este aspecto es fundamental, ya que los niveles bajos de serotonina se asocian a este tipo de trastornos mentales, ya que este neurotransmisor está relacionado con el control de las emociones y el estado de ánimo. Además, los productos de CBD también pueden alterar los receptores cerebrales para inducir la estabilidad mental y emocional.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Tiene el CBD efectos psicológicos negativos? visita la categoría Neurociencia.

Subir

Utilizamos cookies en este sitio web para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Mas información

Suscríbete a CIBERPSIQUE

Suscríbete a CIBERPSIQUE

Suscríbete a Ciberpsique para recibir las nuevas noticias, test y recursos exclusivos de salud y psicología que tenemos para ti.

Suscripción exitosa!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad